Seleccionar página

EL SABOR DE LA TRADICIÓN

El queso manchego es una alimento cuyo origen se remonta a la noche de los tiempos. El queso manchego, elaborado con la leche de las ovejas de raza manchega, tiene un origen igualmente histórico, tan antiguo como el ganado de esta raza.

El paso del tiempo no ha variado en lo esencial su elaboración y calidad, siendo un queso caracterizado por su sabor suave, que se intensifica y transforma en picante en quesos muy curados, su inigualable aroma y por el agradable gusto residual que deja en la boca la leche de oveja manchega.

El queso manchego “Flor de San Isidro” combina calidad y tradición, elaborándose con la misma receta tradicional de antaño pero con la homogeneidad y seguridad de los métodos más modernos. “Flor de San Isidro” les ofrece una amplia variedad de quesos: de leche cruda, pasteurizada o ecológicos y con diferentes grados de maduración.

NUESTRAS VARIEDADES

Queso de pasta prensada elaborado con leche cruda procedente exclusivamente de oveja manchega controlada por el consejo regulador de la Denominación de Origen del Queso Manchego.

Queso de pasta prensada elaborado con leche pasteurizada procedente exclusivamente de oveja manchega controlada por el consejo regulador de la Denominación de Origen del Queso Manchego.

Queso de pasta prensada elaborado con leche pasteurizada o cruda procedente exclusivamente de oveja manchega criada y alimentada de forma ecológica y controlada por el consejo regulador de la Denominación de Origen del Queso Manchego.

SEMICURADO

De un sabor muy suave, es el queso perfecto para consumir a diario. Maduración 3 meses.

CURADO

De sabor más intenso, láctico y persistente en boca.
Maduración 6 meses.

VIEJO

Sabor con personalidad, muy intenso y persistente. Maduración 8 meses.

AÑEJO

Un queso con sabor fuerte y picante para los amantes del queso. Maduración 12 meses.

CONTACTA CON NOSOTROS

+34 912 694 510

C/ Platino nº 18 -Salteras
Sevilla – 41909 – España